El CSIC probará este año un pan de trigo apto para celíacos

JAVIER GREGORI   13-03-2014 - 14:52 CET
Es el sueño de toda persona que tiene alergia al gluten: un pan de trigo que no lo contenga. Pues bien, científicos del CSIC ya lo han conseguido: han creado un pan de trigo apto para la mayoría de los celiacos, porque la semilla se ha modificado genéticamente para conseguir un bajo contenido en las proteínas que provocan esta intolerancia
La intolerancia al gluten sigue aumentando en todo el mundo y ya afecta al 7% de la población. La enfermedad celiaca es una las intolerancias alimenticias más conocidas y se trata de un trastorno autoinmune cuyo responsable es una parte del gluten de trigo, cebada y centeno.
Hasta ahora, el único tratamiento efectivo es llevar una dieta libre de gluten de por vida, pero esto es algo complicado de seguir y con efectos negativos en la salud intestinal. Además, los alimentos sin gluten son más caros que los tradicionales y no se venden en todas las tiendas.
Pero la pesadilla para los celiacos puede estar a punto de terminar. De momento, una investigación liderada por el CSIC, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, ha desarrollado un pan de trigo potencialmente apto para la mayoría de las personas que tienen intolerancia al gluten. Los resultados salen publicados en la revista "Plos One".
Este nuevo tipo de pan está elaborado mediante harinas de trigo de muy bajo contenido en gliadinas (las proteínas del gluten responsables de la celiaquía) que han sido obtenidas mediante tratamientos de modificación genética. Y, además, esto se ha hecho sin afectar a la calidad del pan, como destaca el investigador del CSIC Francisco Barro, del Instituto de Agricultura Sostenible: "Aunque la modificación de estas variedades de trigo supone una reducción de sus proteínas, sus propiedades nutritivas son similares a las del trigo común. Las versiones transgénicas compensan el déficit de gliadinas aumentando su contenido en otras proteínas presentes en el grano, no relacionadas con la celiaquía, y ricas en lisina, un aminoácido esencial para los humanos y que ha de incluirse en la dieta ya que el organismo no lo genera de forma natural.
Sabroso y saludable
Y este nuevo pan de trigo sin gluten tiene un sabor y calidad muy similar al de toda la vida, como han podido comprobar los investigadores tras realizar una cata con expertos. "Nuestros resultados ofrecen una gran oportunidad para mejorar la calidad de vida de millones de personas en todo el mundo que sufren alguna intolerancia al gluten", ha añadido con evidente satisfacción el investigador del CSIC Francisco
Barro.
Y otra buena noticia para los celíacos: este año el objetivo del CSIC es realizar el primer ensayo clínico del mundo con pacientes celiacos para probar los beneficios de este nuevo pan "sin" gluten.
Publicar un comentario